Logo Lainformacion.com
< Draft es un editor de texto online minimalista y brillante
El comportamiento de los precios de los billetes de avión a lo largo d >

Hogares Zero-TV

Zero-TV / Nielsen

Hogares sin televisor. ¿Una utopía? No tanto. Ya hay muchos que tienen pantalla pero no reciben emisiones de televisión en el formato tradicional. Los llaman Hogares Zero-TV, una denominación de Nielsen, la conocida empresa de medición de audiencias. Son ya 5 millones de los ~140 millones de hogares que hay en Estados Unidos; un país donde hasta hace poco el 99 por ciento de los hogares tenían televisor y el promedio era 2,2 aparatos receptores por casa.

Estos días, en que justamente estaba yo pensando si renovar la tele de casa, comentábamos al comparar modelos que da la impresión de que cada día hay más gente –entre los que me incluyo– que preferiría comprar simplemente una pantalla sin más. En otras palabras: un televisor televisión, sin sintonizador de canales ni nada de lo relacionado. En Nielsen a los que tienen ese tipo de aparatos o ven la tele a través de las tabletas o el ordenador los llaman, como rareza que en cierto modo son, «hogares que no encajan con la definición estándar de hogar con televisor».

El razonamiento para no necesitar un televisor como tal es simple: lo que se emite en los canales no es gran cosa y es mucho mejor ver películas o series en otros formatos, grabaciones en diferido o a través de los videoclubes de Internet. Si hiciera falta «la tele» incluso se puede ver a través de la conexión a Internet – Zattoo por ejemplo va genial y es gratis.

Para colmo los más puristas saben que la calidad de imagen de las emisiones de la TDT, incluso en HD, es pésima, así que otra razón más para verlo todo en formatos pregrabados. Si te parecía que la tele nueva se veía mejor en la tienda que en tu casa es simplemente por eso: allí todo se ve desde unos .MKV estupendos grabados en pendrives que nada tienen que ver en calidad con la emisión de una serie o película en la cadena de turno.

Si por algo falla este razonamiento es porque si vives en una familia, con niños, pareja o abuelos, difícil va a ser que les vendas ese escenario futurista cuando todo lo que quieren hacer es ver el telediario, Disney Channel o la serie de moda en directo. Básicamente cualquier aparato que no se pueda controlar con el mando a distancia del apagar-encender y canal arriba-canal abajo será vilipendiado. Pero todo se andará.