Logo Lainformacion.com
< Segundo trailer de Red Tails
Ordenadores que juegan al ajedrez en el Museo de la Historia de las Co >

LG Smarty conecta a Internet cualquier televisor

LG Smarty

El término Smart TV o televisor inteligente se refiere a televisores que además de funcionar como tales disponen de conexión a Internet y acceso a servicios, contenidos y aplicaciones como si de un sencillo ordenador se tratase. Y así la caja tonta no lo parece tanto.

Como Smart TV es algo relativamente nuevo y su presencia en los televisores aún escasa, LG ha desarrollado su dispositivo LG Smarty (ST600), una especie de actualizador (adaptador) para convertir cualquier televisor actual, de cualquier marca, en un Smart TV de la casa coreana.

El LG Smarty resulta muy similar al ya conocido y probado por aquí Apple TV en aspecto, medidas e incluso precio. El de LG se puede adquirir por 129 euros. Y como el de Apple el Smarty tampoco incluye el cable HDMI, imprescindible para conectarlo al televisor.

La conexión del LG Smart es tremendamente sencilla y gracias a su pequeño tamaño se puede colocar en cualquier hueco cerca del televisor. La conexión HDMI es común desde hace años en la inmensa mayoría de pantallas planas. En este punto puede ser necesario comprobar la configuración del puerto HDMI que en algunos televisores tiene dos modos: DTV y PC, para cuando se conecta un dispositivo de televisión digital (DTV) o un ordenador personal (PC). Para el Smarty hay que elegir el modo PC.

captura-lg-smarty.jpg

Una vez encendido no hay más que configurar la conexión a Internet, aunque hay otras opciones que conviene repasar antes. Se puede conectar vía WiFi o con un cable Ethernet directamente al router.

Tiene además una salida de audio óptica y un puerto USB. En éste se pueden conectar accesorios como memorias o disco duros externos para reproducir contenido multimedia tales como películas, fotos o música. En general el LG Smarty reproduce contenidos en los formatos habituales de Internet.

También a través del LG Smarty se puede reproducir contenidos almacenados en otros dispositivos vía WiFi o o red de cable; por ejemplo, vídeos guardados en un ordenador personal (Mac o Windows) aunque éste se encuentre en otra habitación. Y es compatible DLNA, lo que permite visualizar en el televisor contenidos almacenados en dispositivos compatibles con este estándar, caso de alginos teléfonos móviles o tablets, de forma inalámbrica.

smarty-waki-tv.jpg

Los contenidos es un aspecto en el que la plataforma Smart TV aún tiene mucho recorrido hasta resultar realmente atractiva. Actualmente se puede acceder a servicios de alquiler de películas de pago, aunque hay títulos gratuitos, en general títulos clásicos en inglés.

Mediante aplicaciones se facilita el acceso a servicios de Internet, como YouTube o Picasa o a contenidos de cadenas de televisión como Antena 3 o LaSexta. Además existen aplicaciones similares a las que se pueden encontrar en los teléfonos móviles, gratuitas y de pago.

Un aspecto muy positivo del LG Smarty es que permite la navegación en abierto por la Web, para lo que dispone de su propio navegador web. Sin embargo, la experiencia de navegar por la Web queda lejos de ser cómoda en comparación con utilizar un ordenador. El LG Smarty es algo más lento -aunque se defiende bien-y el uso del mando es tedioso aunque cuenta con una especie de trackpad óptico que resulta más efectivo que las teclas de cursor. No es compatible con Flash ni al parecer reproduce vídeo en HTML 5, que es la alternativa para dispositivos que no ejecutan Flash.

De modo que si pretendes hacer un uso más o menos habitual de la navegación web es casi imprescindible hacerse con accesorios como el mando Magic Control o un teclado y ratón inalámbricos. La opción más interesante es el mando Magic Control (LG AN-MR200) que se vende por separado (49 euros, por ejemplo en Fnac) y que es especialmente interesante por lo cómodo que resulta: funciona de forma similar a las pistolas ópticas de las videconsolas, de modo que basta con dirigirlo hacia el punto de la pantalla en el que se quiera situar el cursor para hacer clic en un instante.