Logo Lainformacion.com
< Euromillones: una nueva lotería de la ONLAE
Consultas con la almohada >

21 gramos

21 gramos es el peso que perdemos al morir. El peso del alma humana.
Esta curiosa creencia [que da título a la película que se estrena estos días] tiene su origen en parte en los estudios llevados a cabo por el doctor MacDougall a principios del siglo XX, según se cuenta en el artículo Soul Man del sitio de leyendas urbanas Snopes.com
MacDougall construyó una cama especial muy sensible a las variaciones de peso, y colocó en ella a seis pacientes con diversas enfermedades y en fase terminal y los observó antes, durante y después de la muerte, midiendo sus respectivos cambios de peso.
Sin embargo sus resultados no fueron concluyentes ni probaron tal pérdida de peso al morir, y mucho menos la existencia del alma humana.

2 comentarios

#1 ping Damian Santillan

Bueno este es un tema a mi entender muy complejo.yo ingrese a la web tratando de buscar respuestas sobre de si es cierto o no de que el alma pesa (ya que esta tarde tuve una discusion com mi novia)yo defiendo la hipotesis de que si en realidad el alma pesa.aunque sea algo casi ilogico ya que al no ser material no puede tener peso.pero bueno vuelvo a repetir que apoyo esa hipotesis y si los cientificos probaron los que den la mayor cantidad de pruebas fiables tendran la razon

#2 ping Gorgias

Y digo yo: ¿si el alma pesa, a cuánto estará el kilo? ¿si el alma pesa menos que el aire, flotará y ascenderá a los cielos y si pesa más, caerá a los infiernos? ¿el alma de la gente mala, de los desalmados, pesará menos? (¿por tanto, la gente mala va al cielo y la buena al infierno, al contrario de lo que nos han dicho?)

Ah, preguntas... pero en realidad el tema complejo no es el del alma. Lo complejo es entender cómo puede haber gente que considere complejo tales necedades.