Logo Lainformacion.com
< Se busca CMS
Silencio >

El fabuloso libro de las leyendas urbanas

En Cuchitril Literario han publicado una reseña sobre El fabuloso libro de las leyendas urbanas de Brunvand, toda una autoridad en el tema. Hace mucho leí en inglés uno de los muchos volúmenes que tiene, The Vanishing Hitchhiker: American Urban Legends and Their Meanings y estaba bastante bien, aunque demasiado «americano» tal vez. No me compré las ediciones que hay en español porque me parecieron carísimas, las encontré en la pasada Feria del Libro. Esta reseña es un buen resumen de esos volúmenes y las leyendas urbanas que analiza:

Jan Harold Brunvand. El fabuloso libro de las leyendas urbanas. - The Collosal Book of Urban Legends (vol. I y II). (...) Había visto las palabras «best-seller» en la portada y eso es algo que me da alergia. Pero los miedos eran infundados. Es un libro bueno y muy bien documentado. El autor lleva años ejerciendo como folklorista y recopilando diferentes versiones de leyendas urbanas. Tantos años en la profesión han dado como resultado un libro extenso, pero no aburrido, con muchas de las «típicas» leyendas urbanas de siempre, pero también con muchas más o menos desconocidas. Y todas ellas con comentario y una explicación sobre los orígenes. Cuesta creer que cuentos que se siguen contando como verdaderos se remonten al siglo XIX. Fuera del análisis de los orígenes y unos breves comentarios introductorios, las leyendas son las verdaderas protagonistas del libro. Agrupadas en dos libros y varias categorías, atendiendo a su temática, nos ofrecen el más completo muestrario que haya leído nunca. Para que no se diga que no trabajo, voy a exponer las 23 categorías del libro, incluyendo un ejemplo de cada una de ellas (...)
Leyendo todas las historias que hay en la reseña, descubro además que está la de la famosa matrícula sin nombre:
Un hombre encarga una matrícula con la palabra «Ninguna» [NO PLATE] (en Estados Unidos puede hacerse) y nunca le ponen una multa, porque cuando la policía ve «ninguna» en la casilla de la matrícula creen que era un coche sin licencia y que no se le puede seguir la pista.
Esta leyenda al parecer figura en el libro como leyenda urbana (es decir: historia falsa), mientras que Snopes la da por verdadera, ver Licensed to Bill.

Lo cual significa o que Snopes está equivocado (y no suelen fallar nunca) o que el libro del mayor experto en leyendas urbanas está equivocado. Casi que voto por lo segundo.

(Vía Cuchitril Literario.)

12 comentarios

#1 ping Ender

Me leí el libro hace meses, y es genial.

Historias como la explosión de la teta de silicona de Ana Obregón, o la del perrito "Ricky" y el paté, llevan circulando por EE.UU. con distintos protagonistas desde hace cuatro o cinco décadas.

#2 ping Javi Guardiola

La de ricky fue muy buena, también es muy famosa la de los cazadores que se van a cuba y se dejan en el aeropuerto las armas dentro del coche. Les pilla la guardia civil y las mujeres.

Hace poco leí en la página de Coca-Cola todos los desmentidos acerca de las historias urbans que pululan acerca de su bebida

#3 ping Palimp

Buf, esto sí que es un honor, aparecer en Microsiervos ¡Menuda sorpresa que me he llevado!

Gracias.

#4 ping Maelmori

MythBusters es al parecer bastante divertido. Por lo visto se dedicaban a comprobar cosas como si era cierto que las plantas a las que se hablaba crecían mejor o no. y, puestos a hablarle a las plantas, a unas les dedicaban dulces piropos y a otras las insultaban a lo bestia.

#5 ping Alvy

He visto algún episodio. Entretenido. En uno conseguían medio escapar de alcatraz en bote como se supone que hicieron unos presos que nunca aparecieron. En otro comprobaban que el sonito que emiten los patos/ocas sí que hace eco (no sé por qué la leyenda decía que no). Cosas cotidianas.

#6 ping LEiRUS

Yo en uno vi como eran capaces de reflotar una lancha hundida adrede, solamente rellenándola de pelotas de ping-pong (¿se escribe así?). Y en otro, comprobaron que en una caída libre de un ascensor, saltas en el momento justo en el que impacta contra el suelo, te salvas. Para ello utilizaron un dummie que tienen ellos muy viejo, y el pobre quedó absolutamente revetando (y eso que no tenía culpa de nada). Para hacerlo saltar idearon un mecanismo que se activa justo antes de impactar el ascensor contra el suelo. Estuvo tremendamente interesante y curioso a la par :)

#7 ping Brun!to

MythBusters es muy interesante... quien no lo haya visto, que no se pierda el próximo capítulo!

Ahora, yo tenía otra historia con respecto a "No Plate". La que había leido/me habían contado era que cuando uno hace una de esas patentes, tenés que poner 3 alternativas por si alguna de las anteriores ya estubiesen en uso. Entonces el tipo había puesto "Sailing", "Navy", y si no estaban disponibles esas, no quería ninguna patente, por lo que puso en la 3er alternativa "No Plate". El hecho es que le llegó la patente diciendo "No Plate", y al mes le empiezan a caer miles de multas, ya que los policías al multar un auto sin patente ponian "No Plate" XD

Saludos!!

#8 ping Brun!to

Ups!!! Recien me metí en Snopes, y vi que era la misma historia! Perdón perdón perdón...

#9 ping syliconhands

Si de verdad os va el tema de las leyendas urbanas y todo eso os recomiendo este libro.

http://www.ucm.es/info/especulo/numero29/autoesto.html

Es de un profesor mio de la uni, y las historias que ha encontrado son de verdad para meterse en el libro de lleno.

#10 ping Edu

Como historia leyenda urbana autoctona, recuerdo la del tipo que le multan por aparcar delante del vado de su propia casa, que habia puesto para que no le aparcasen.

#11 ping Nacho

mmm #10 ¿por qué iba a ser un aleyenda urbana? en los vados no se puede aparcar (ni el titular del vado siquiera), es un derecho paso, no una plaza de aparcamiento. Así que... puede pasar sí ;-)

#12 ping lamastelle

¿Quien te ha cegado, hermano? Dinos su nombre y lo mataremos. Nadie me ha cegado, nadie es el responsable de la perdida de mi ojo. Y los ciclopes al oirlo se fueron a casa...

Las buenas historias nunca mueren, se transforman.